La calificación energética del edificio terminado

La calificación energética es una etiqueta donde figuran los datos más relevantes del inmueble respecto de aquello que ha certificado el técnico competente.

Aquí presento un ejemplo de un edificio tipo:

CALIFICACION EDIFICIO TERMINADO

Figuran los datos de la normativa que era de aplicación cuando se acabó el edificio. Caso de que no hubiera habido tal normativa figurarà como anterior a la CT-79.

Las normativas más relevantes son la CT-79 que estuvo vigente hasta el año 2007, año en que entró en vigor el Código Técnico de la Edificación que es la normativa vigente a día de hoy y que probablemente deberá actualizarse para introducir las muchas modificaciones que van a ser necesarias de aquí a 2021, año en que los nuevos edificios que sean proyectados deberán contemplar la nula emisión de CO2 a la atmósfera.

Figurarán la referencia catastral y la dirección del inmueble.

Además figurará el consumo de energía en kwhora/m2 y las emisiones en kg de CO2 anuales.

En este ejemplo, la etiqueta nos dice que la normativa que fue de aplicación en este edificio fue la del año 1979, la CT-79 ( Condiciones Térmicas). Nos dice que este inmueble consume anualmente 95 kwh/m2 lo que le supone una calificación letra C y además emite anualmente a la atmósfera 32 kg de CO2, es decir, si el edificio tuviera 1000 m2, emitiría cada año 32 toneladas de CO2 a la atmósfera lo que lo califica con la letra D.

Téngase en cuenta, si observamos este edificio muestra dentro del parque de viviendas con que contamos, podríamos decir que es un edificio “bastante eficiente”, puesto que hay multitud de edificios con calificaciones E, F y G que son mucho más ineficientes.

Finalmente, la etiqueta también tiene un número de registro en el organismo responsable y una fecha de expedición, la cual serà válida durante 10 años.